Evaluación de riesgos

La evaluación de riesgos es el primer paso para crear un sistema de previsión de eventos o asuntos adversos, como parte del plan. 

El objetivo del análisis es definir aquellas áreas operativas que son más vulnerables a situaciones con potencial de crisis. También, definir las capacidades de gestión con base en las fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas (FODA).

De esta manera, se hace un diagnóstico interno para desarrollar guías que permitan actuar de manera rápida y efectiva. Las áreas de vulnerabilidad son aquellas que por su naturaleza presentan distintos niveles de riesgo. 

Por ejemplo, procesos industriales que manejan materias primas y materiales peligrosos; contaminación de alimentos; incendios y otros problemas. También se deben considerar actividades como la transportación de productos y fenómenos naturales como huracanes, sequías y temblores. Tener procesos de gestión sencillos ayuda para actuar rápidamente en situaciones adversas. 

Los riesgos se analizan con base en: 

  1. La probabilidad de que ocurra;
  2. Su impacto en el negocio y la comunidad. Tomemos Covid-19 como ejemplo. Pocos se lo esperaban. Con el análisis de riesgos simulado en la gráfica a continuación, en 2020 está en valor máximo. Hoy se manifiesta en 25 puntos de riesgo.   

Lo primero que se debe hacer es un listado de riesgos más relevantes en la operación. Esto incluye las áreas de producción, distribución, comercialización, recursos humanos, sistemas TI, finanzas y comunicación. Se recomienda considerar sólo los riesgos con potencial de crisis. Es decir, aquellos eventos o asuntos que por su origen pueden:

  • Interrumpir el negocio.
  • Afectar a los colaboradores.
  • Dañar la salud del consumidor.
  • Perjudicar la comunidad o medio ambiente.
  • Poner en duda la reputación.
 

El impacto de la pandemia ha sido monumental, pero pocos asignaron una probabilidad alta para prever un evento de ese tipo. Por ello, el nivel de preparación para esta crisis fue menor en la mayoría de las empresas y gobiernos. A pesar de Covid-19, siguen existiendo otros riesgos para las empresas:

Tabla de evaluación de riesgos en industria y comercio.

Pasos para realizar el análisis

Agroinspector te ofrece un “Paquete Starter” para que comiences tu previsión de asuntos adversos con un sólido análisis de riesgos, que incluye:

  • Guía para definir áreas de riesgo.
  • Instrucciones para evaluar impacto y probabilidad.
  • Calculador de riesgos: registra y actualiza los riesgos de manera inmediata.
  • Recomendaciones para las áreas de riesgo detectadas.
  • Checklist de procesos y procedimientos para los riesgos.
  • Tabla para hacer el FODA con la información anterior.
  • Acompañamiento por un mes.
  • Asesoría para integrar con otros procesos.

Cómo realizar el FODA

Con la evaluación de los niveles de riesgo, se realiza un análisis de fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas que afectan el entorno interno y externo. Los resultados de la definición de riesgos permiten conocer con mayor precisión las capacidades que tiene la empresa para manejar un asunto adverso.

Por ejemplo, la falta de un procedimiento clave, como el Plan de Protección Civil, podría ser una debilidad y área de mejora. Este plan es obligatorio por ley para industrias y comercios. Al final del día, los eventos adversos y crisis se resuelven por la vía legal. Entonces es mejor tener todo en orden para evitar sorpresas y mejorar la gestión.

El haber hecho cambios hacia soluciones digitales podría ser una fortaleza para algunas empresas.

La tecnología que existe para conectar Apps con tus sistemas de ventas podría ser una oportunidad y la incertidumbre económica una amenaza.

FODA incluye un instructivo y recomendaciones para hacer una evaluación honesta de las capacidades que tiene tu empresa. Te ayudamos a detectar áreas de mejora para que puedas tomar mejores decisiones de negocio.

Pronto más información.